miércoles, 2 de septiembre de 2009

folclore de la zona centro de chile


Folclore de Chile
El folclore de Chile, por las características demográficas y culturales de chile es el resultado del mestizaje producido de elementos españoles con elementos indígenas durante el periodo colonial. Por razones culturales, históricas se distinguen y clasifican tres grandes zonas en que se divide el país. La mayoría de estas tradiciones de la cultura de chile tienen una finalidad festiva, pero algunas tienen componentes religiosos, como bailes y ceremonias.

El folclor de la zona central de Chile es del un raigambre predominantemente española, la que se manifiesta en su música; cuecas, tonadas, Paysas (estas últimas de origen exclusivamente español) Así mismo en los instrumentos musicales utilizados; guitarras, arpas, acordeón, como también en el vestuario utilizado, que en los huasos es principalmente de origen andaluz. Todo lo anterior se explica debido a que los pueblos indígenas y su cultura ancestral desaparecieron de la Zona central de chile a comienzos del siglo XVIII. Las fiestas más importantes en el campo de la zona central son el rodeoy la vendimia.

Bailes de la Zona Central En la zona central de nuestro país, las expresiones folklóricas se vieron fuertemente influenciadas por la colonización española y allí se asentaron ciertas danzas tradicionales que persisten hasta el día de hoy. La cueca, consagrada como danza folclórica nacional, se practica en esta área asiduamente, mucho más que en todas las otras regiones, con la mayor penetración en los distintos estratos socioeconómicos y educacionales. Otros bailes dignos de mención por su representatividad tradicional, aunque muy circunscritos a unas pocas localidades rurales, son “el pequén”, “el sombrerito”, “la sajuriana”, “la cueca” la “mazamorra” y “La porteña”, “La Masurca” , “El Repicao” , “La Refalosa”, “La Jota”,”El Vals” y “El Gato” También son protagonistas de esta zona los “corridos”, “las polkas” y “los valses”, que si bien se folclorizaron más tarde que las anteriores, viven actualmente en campos y ciudades. En estas regiones no se puede desconocer la presencia del folklore, por medio de los bailes, en las quintas de recreo y en las celebraciones más cotidianas, como los bautizos, cumpleaños, casamientos, funerales, onomásticos. Asimismo, en son de petición y agradecimiento en tiempos de vendimia, trabajos de siembra, cosecha, construcción de viviendas, entre otros. A mediados del siglo XIX llegó la cueca, danza que se baila en fiestas típicas populares, con acompañamiento generalmente de sones de guitarra, aunque con cambios de una a otra región

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada